Coronavirus: seguimos trabajando con normalidad

Lentillas para miopía

¿Qué es la miopía?

La miopía es una ametropía ocular que sucede cuando la curva de la córnea es demasiado grande, o el ojo demasiado largo. Esto provoca que la imagen se forme delante de la retina, haciendo que los objetos lejanos se vean borrosos. La miopía tiende a aumentar durante la infancia y tienda a estabilizarse a partir de los 18 años, habitualmente.

La miopía no es un factor asociado a la edad, aunque, suele aparecer en la infancia y adolescencia. También, suele ser un factor hereditario, si algunos de los progenitores tienen miopía, es probable que sus hijos también la tengan. No obstante, también hay enfermedades que pueden causar miopía o visión borrosa de manera permanente o temporal como la diabetes, el queratocono o algunas cataratas.

¿Cuáles son los síntomas de la miopía?

El síntoma más identificativo de la miopía es ver los objetos lejanos desenfocados o borrosos, por el contario, los objetos que están más cerca se ven totalmente nítidos. Algunas personas entornan los ojos para poder enfocar correctamente los objetos lejanos.

Si usted tiene miopía y es la primera vez que va a usar lentillas, deberá acudir a un especialista para garantizar una correcta graduación de sus lentillas y una perfecta adaptación a ellas. Si usted está acostumbrado a llevar gafas, tiene que tener en cuenta que la graduación de sus gafas puede ser diferente a la empleada en las lentillas para miopía. El especialista en la visión le dará todas las indicaciones para sus lentillas que necesita.

¿Cómo se puede ayudar a que la miopía no aumente?

Al poner la corrección de miopía en una lente de contacto especialmente diseñada para este fin, las imágenes que ve la persona con miopía quedan perfectamente enfocadas en la retina central, pero sin embargo aparecerán desenfocadas en la retina periférica. Este es el concepto en el que se basan estas lentes de contacto para ayudar a que no avance el aumento de la miopía, se llama desenfoque periférico. Esto la primera semana nos puede dar una ligera borrosidad a nuestra visión, más acentuada durante la visión nocturna. Sin embargo, una vez acostumbrados, podremos usar las lentillas sin ningún problema.

¿Qué tipos de lentillas para miopía existen?

Lentes de contacto diarias

Estas lentes de contacto para corregir la miopía están diseñadas para ser reemplazadas cada día y estrenar unas nuevas cada mañana. No requieren mantenimiento, es decir, ni solución para lentillas ni estuche. Las lentes diarias son perfectas, si quiere una experiencia sencilla y segura.

Lentillas mensuales

Entre los tipos de lentillas que existen para la miopía, éstas son una de las más utilizadas por los usuarios. Éstas se deben reemplazar con un nuevo par después de un mes. Las debe limpiar y almacenar en el estuche para ponérselas nuevamente en la mañana siguiente. A diferencia de los lentes de contacto de uso diario, este modelo necesita de un sistema de limpieza para conservarlas en perfecto estado.

Lentillas de Hidrogel de silicona

Las lentillas de hidrogel de silicona son lo último en tecnología de lentes de contacto ya que dejan pasar hasta cinco veces más oxígeno que las lentes de contacto convencionales. Pueden utilizarse de forma continua (24 horas) hasta 30 días seguidos, siempre que así se lo hayan indicado en el momento de su adaptación.

Lentillas Sí informa

En Lentillas Sí disponemos de un gran catálogo de lentillas con la mejor relación calidad-precio del mercado. Si desea más información puede llamarnos al 900 834 479, enviarnos un correo o contacte con nosotros a través de nuestro chat.

Las mejores marcas de lentillas miopía, ¡siempre en Lentillas Sí!